Noticias

Algunos consejos para hacerle masajes a tu bebé

Los bebés despiertan ternura y ganas de acariciarlos. Este contacto favorece su crecimiento y desarrollo. El tacto suave de tu piel, combinado con el contacto visual, el sonido de tu voz y tu calor y lenguaje corporal refuerzan el vínculo entre tu bebé y vos. A continuación te ofrecemos algunos consejos a la hora de hacerle masajitos:

 

  • Elegí un lugar tranquilo. Asegurate de que tenés todo lo que necesitás para no tener que interrumpir el masaje.
  • Tomate un tiempo para concentrarte completamente en tu bebé.
  • Cubrí las partes del cuerpo que no estés masajeando, para evitar que se enfríe.
  • Hablale suavemente, pero no constantemente. Él también disfruta de la paz y la tranquilidad durante el masaje.
  • Antes de empezar el masaje, precalentá unas gotas de Aceite de Caléndula, frotándolo en las palmas de tus manos.
  • Empezá con caricias suaves pero firmes, para que tu bebé no sienta cosquillas que lo irriten y se acostumbre al movimiento de tus manos sobre su piel.
  • Se puede realizar el masaje a partir de la primer semana. Al principio debe durar sólo algunos minutos. Lo recomendable es que duren 20 minutos como máximo cuando ya está acostumbrado al proceso.