Procesos farmaceúticos

El sentido del proceso farmacéutico

Exaltar la cualidad del medicamento

La primera tarea de un farmacéutico consiste en preparar los medicamentos a partir de las materias primas medicinales. Para el farmacólogo al servicio de la medicina antroposófica, esto significa preparar medicamentos adaptados al ser humano, cuyas materias primas provienen esencialmente de la naturaleza".

Extracto de "La medicina antroposófica y sus medicamentos" de Heuser, P y Daems,W.F.

Integrar el proceso natural del medicamento

Fundándonos sobre el conocimiento que se posee de la substancia y las relaciones de curación que se han evidenciado con los procesos mórbidos humanos, tratamos de actuar para que el proceso natural se sobrepase a sí mismo, se transforme y finalmente se integre al medicamento; tales procesos por su naturaleza son lentos y no agresivos; sólo entramos en consideraciones cuantitativas en la medida que existan exigencias mínimas imperativas en las farmacopeas para esta substancia.

A continuación describiremos los procesos farmacotécnicos utilizados por la medicina de orientación antroposófica así como un breve resumen del significado de cada uno:

1. Procedimientos que utilizan el calor

La gama de los procedimientos que utilizan el calor comprende:

2. Las Dinamizaciones

El grupo importante de medicamentos dinamizados ha contribuido a extender una confusión, muy comprensible, según la cual la medicina antroposófica sería una suerte de homeopatía. Rudolf Steiner ha rendido homenaje a Hahnemann y a la homeopatía en su introducción médico-histórica del primer curso impartido a los médicos, pero también ha señalado grandes diferencias conceptuales al tiempo que arrojaba luz sobre los mecanismos de acción de la misma.

Sólo el principio de la dinamización y la designación en potencias decimales se han retomado en la materia médica antroposófica.

Luego de diversas investigaciones teóricas y prácticas sobre la dinamización, se han modificado los procedimientos de fabricación. De esta forma:

- Las agitaciones se hacen exclusivamente de forma manual. Por el contrario, los laboratorios homeopáticos, confieren esta delicada tarea, corazón del proceso homeopatizador, a una máquina vibradora.

- Los tiempos de agitación han sido alargados y diferenciados según el origen mineral, vegetal o animal de la materia prima.

- Se debe tener en cuenta la influencia del momento del día y determinadas influencias planetarias.

- Las dinamizaciones, por ejemplo la D30, se hacen de una sola vez, sin interrupciones: este principio sólo se deroga en caso de fuerza mayor.

- Se considera como un solo organismo toda la serie desde el inicio hasta la D30.

- Las pausas entre las dinamizaciones están determinadas y deben ser perfectamente respetadas.

- Salvo excepciones, el límite de las dinamizaciones está fijado a un máximo de D30.

Un razonamiento antroposófico atribuye a los tres sistemas fisiológicos humanos los niveles de dinamización, de la siguiente forma:

3. La fabricación de metales vegetales

Los metales vegetabilizados constituyen un grupo de medicamentos cuya producción requiere un período de cultivo de tres años.

Rudolf Steiner suministró las indicaciones sobre las relaciones entre ciertos metales y ciertas plantas, por ejemplo, ortiga/hierro, melisa/cobre, thuya/plata. Esto le condujo a dar indicaciones detalladas para la fabricación de medicamentos tales como la Ortiga Ferro culta, la Melissa Cupro culta, y la Thuya Argento culta, entre otras. En la etapa de la germinación, se riegan los granos o las plantas con un abono metalizado adecuado (hasta la D5) y se les cultiva según los principios de la agricultura biodinámica. Al final de la primera recolección las plantas son elaboradas en un compost. Este compost se mezcla con el humus de los canteros utilizados en la segunda generación de estas plantas. La operación se repite por tercera vez. Esta se recolecta a continuación y se emplea para la fabricación de los medicamentos.

Se considera que este proceso trianual implica una "dinamización del metal por parte de la planta. En la actualidad se puede contar con: Bryophyllum Argento cultum; Melissa Cupro culta; Hypericum Auro cultum. En nuestro país estas denominaciones se invierten, colocando delante el nombre del metal, por ejemplo, Argentum per Bryophyllum, Cuprum per Melisam, Aurum per Hypericum.

Los metales vegetabilizados se utilizan principalmente para inducir a continuación una terapia puramente metálica.

4. La fabricación de espejos metálicos

Estas preparaciones ocupan un lugar muy particular en la medicina antroposófica. Se denominan ...metallicum praeparatum. Estos espejos metálicos se obtienen mediante la evaporación y posterior condensación de metales tales como el plomo, zinc, hierro, cobre, oro, cobre, plata y antimonio. En caso de requerir grandes cantidades, los espejos de oro, plata y cobre se obtienen por procedimientos acuosos. Para encontrar procesos similares en el ser humano, hay que ir más allá de los fenómenos puramente físicos. Cuando a continuación de un proceso de toma de consciencia, algunas veces doloroso, se comienza a renunciar a hábitos nocivos para la salud, esto corresponde a un proceso de evaporación; cuando sustituímos estos hábitos nocivos por nuevos hábitos que representan una nueva higiene de vida, esto equivale al subsecuente proceso de condensación. Los metales que se tratan con procesos de destilación y condensación sufren igualmente una transformación de su estructura cristalina, de igual forma que los humanos cambian sus cuerpos mediante la auto-educación.

5. La fabricación de "Compuestos a partir del modelo de plantas medicinales"

Las composiciones a partir del modelo de plantas medicinales constituyen imitaciones de los procesos metabólicos que tienen lugar en ciertas plantas medicinales y que juegan un papel fundamental en los procesos de curación en el Ser humano. Se les obtiene conjugando con la composición y la preparación de sustancias minerales. Aquí la noción de síntesis toma un sentido totalmente diferente; recupera una racionalidad porque ya no se apoya únicamente sobre las propiedades de la materia inerte, sino que se orienta sobre la realidad de los procesos en el reino vegetal.

Tomemos un ejemplo, Rudolf Steiner habló de la cola de caballo (Equisetum arvense) y de sus propiedades curativas, pero no bajo el ángulo de las substancias que esta planta contiene, sino más bien en relación con la función de la sílice y del azufre presentes. Partiendo de esas relaciones entre las funciones, desarrolló un modelo mineral que, fabricado en el laboratorio, se denominó Solutio Siliceae. Es necesario investigar el significado terapéutico de tales modelos vegetales realizados sobre una composición mineral, que son superiores a los correspondientes vegetales. En efecto, las substancias minerales alcanzan en su actividad la esfera del YO, mientras que las vegetales solamente alcanzan el nivel del Cuerpo Psíquico. La Solutio Siliceae se indica cada vez que se revela la necesidad de una terapia prolongada con cola de caballo. El Equisetum o el Equisetum sulfuratum tostum sería suficiente en el caso de nefritis aguda, de pielonefritis, etc. ; por el contrario, se utiliza el producto elevado al nivel mineral (en forma inyectable) en afecciones crónicas tales como la artrosis deformante.

La lista a continuación indica las composiciones minerales según el modelo de plantas medicinales:

Alcali Cichorium intybus, planta tota

Solutio Calcii silicicum Arnica montana, radix

Solutio Ferr Urtica dioïca , planta tota

Solutio Kalii sulfuratum Anagalis arvensis, herba

Solutio Sacchari Chamomilla, radix

Solutio Siliceae Equisetum arvens