Bienvenidos a Weleda Argentina

Noticias

Una mente que despierta, un alma que resplandece

Durante el crepúsculo acontece un fenómeno extraordinario en el mundo de las plantas: en ese momento florece la onagra. Por alguna razón, la onagra se separó del ritmo habitual de la flora y no abre sus pétalos dorados sino hasta que el sol se va. Cuando la luz desaparece, la onagra parece iluminar su entorno, misteriosamente visible, mientras que flores de otros colores se pierden en un manto de oscuridad.

La onagra provoca una explosión extraordinaria de energía de vida en el momento en el que florece, como si su resplandor hubiese sido retenido, preparado para un momento único. Siguiendo su propio camino, la onagra simplemente ignora los ritmos habituales de la naturaleza…

Lo que sucede con esta flor particular es semejante a lo que ocurre con las mujeres en la edad madura, una etapa donde prima el auto-desarrollo, la exploración, la seguridad y la individualidad. Ya con hijos adultos, las mujeres maduras cuentan con una enorme libertad y confían en sus oportunidades de desarrollo y en su intuición de vivir la vida como un carácter individual.

Durante el noveno septenio se empieza a ver la vida bajo una nueva luz, en el “crepúsculo” humano, cuando se alcanza una percepción más nítida de la realidad. Se trata de mujeres saben exactamente quiénes son, y qué han logrado en la vida. El futuro se puede planear con un nuevo sentido de tranquilidad ya que el alma ha cumplido su fase de autoconocimiento. Se ha alcanzado la paz y la seguridad.

Los nuevos productos de la Línea Onagra cuidan de la piel del rostro durante esta fase de la vida que tiene grandes paralelismos con la flor que la caracteriza. La nueva Línea Onagra estimula el resplandor interior que se manifiesta en la propia piel, iluminando la belleza de la experiencia.