Noticias

El toque amoroso

El nacimiento es el primer gran evento en la vida de todo ser humano. Después de estar protegidos en el vientre de la mamá, al bebé le llega el momento de conocer el mundo. Es entonces cuando su piel, única capa protectora frente al exterior, tiene la importantísima tarea de percibir un abanico de nuevas sensaciones, ayudando al bebé a descubrir y entender un mundo nuevo.  La piel del bebé es cinco veces más fina que la del adulto y es el único órgano sensorial que está listo para desempeñar su función inmediatamente después del nacimiento, por eso es importante protegerla mediante un cuidado suave.

Weleda entiende la suma importancia que tiene el contacto físico para favorecer el crecimiento y el desarrollo sano del bebé. El tacto suave de la madre traza un puente de comunicación y amor que refuerza el vínculo íntimo que existe entre ambos, haciendo que el pequeño se sienta seguro y bienvenido en un mundo todavía desconocido. El contacto piel con piel hace que el bebé perciba una enorme cantidad de estímulos que viajan por su epidermis y que de traducen en sentimientos positivos como el amor, la aceptación, el cuidado, la seguridad y la confianza.

Es por eso que Weleda acompaña a los más pequeños con el relanzamiento de la Línea Weleda Bebé, favoreciendo el toque amoroso desde el primer día. Con el nuevo Champú & Gel de Ducha de Caléndula y el resto de la Línea Weleda Bebé con fórmula mejorada y una mayor concentración de ingredientes orgánicos, ofrecemos un cuidado suave y natural que protege la delicada piel del bebé estimulando el contacto y la conexión física.

El nuevo Champú y Gel de Ducha de Caléndula limpia suavemente el cuerpo y el cabello, dejándolo suave y fácil de peinar, sin irritar los ojos. Con una fórmula sin jabón y con un PH afín a la piel, el Champú y Gel de Ducha es un producto ideal para disfrutar del baño del bebé con un suave masaje en su cabeza que lo relaje y lo entretenga. Para los recién nacidos recomendamos el Baño de Crema de Caléndula, que se debe aplicar directamente sobre la bañadera y que convierte el agua en una crema limpiadora.

El Aceite de Caléndula es ideal para el masaje infantil ya que envuelve al bebé en una cálida capa protectora que ayuda a mantener su temperatura corporal, disminuyendo el estrés y activando su metabolismo. Un suave masaje utilizando la Leche Corporal de Caléndula, por otro lado, hidratará la piel del pequeño. Por último, la Crema Pañal de Caléndula protegerá la piel contra las irritaciones mientras que la Crema Facial de Caléndula se recomienda para el cuidado de las zonas expuestas en circunstancias ambientales adversas como el frío y el viento. En todos los casos, recomendamos la aplicación de los productos mediante un suave masaje que promueva la conexión con el bebé mediante un cuidado completamente natural, sin añadidos sintéticos.