Bienvenidos a Weleda Argentina

Noticias

Árnica, el compañero ideal para evitar contracturas

El árnica, también denominado el “santo protector de los músculos” es una importante materia prima para Weleda. El extracto de esta planta, que posee 150 activos relevantes, es un componente central para nuestros cosméticos, especialmente para el Aceite para Masaje con Árnica, uno de nuestros productos más antiguos que evita lesiones y contracturas.

En Weleda obtenemos las flores de árnica en estado fresco y de recolección silvestre certificada,  de países como Rumania, Francia y Alemania. El aceite vegetal puro que se obtiene de su flor proporciona una capa de calor sobre la piel que ayuda a calmar y desinflamar los músculos cansados.

El Aceite para Masaje con Árnica favorece el calentamiento de las fibras musculares y reduce el riesgo de contracturas. Un ligero masaje antes del esfuerzo físico ayuda a estimular la microcirculación y proporciona el calentamiento adecuado de la fibra muscular para expandirse y relajarse. Después de hacer deporte, un ligero masaje impedirá que se enfríe la musculatura, reduciendo los riesgos de posteriores contracturas y hormigueos. Su alto contenido de ácido silícico aporta un efecto tonificante. El uso regular del Aceite de Árnica estimula las fuerzas vitales del tejido y ayuda a mantener una piel sana y elástica.

También durante el embarazo, sobre todo en los últimos tres meses, muchas veces pueden aparecer dolencias en la zona lumbar y cervical, que están ligadas al peso de la panza y posturas adquiridas. Un suave masaje con el Aceite para Masaje con Árnica favorece el calentamiento de las fibras musculares y reduce el riesgo de contracturas durante este período tan especial.