Noticias

Ecologí­a, ¿la última moda o un compromiso real?

A partir del calentamiento global se ha cobrado una mayor conciencia ecológica. Por todas partes parece surgir con fuerza esta tendencia. Cientos de celebridades de Hollywood, entre ellos Leonardo Di Caprio o George Clooney, se suman a la moda de los coches ecológicos. Tal vez el aspecto del clima sea claramente perceptible por los habitantes del planeta donde sea que se encuentren: huracanes cada vez más frecuentes en América, inundaciones desastrosas en Asia, calor y sequía en Europa, desprendimiento del hielo de los polos…
 
Pero además del calentamiento global, existen otros aspectos que también se deben atender, como la extinción de especies por caza, pesca o recolección indiscriminada; la emisión de desechos perjudiciales y sustancias tóxicas que desembocan en ríos y mantos acuíferos; la deforestación por incendios intencionados o tala descontrolada… y hasta ahora, salvo en unos cuantos países, las legislaciones sobre esta materia están rezagadas.
 
Weleda sabe, desde hace muchos años, que cuidar el medio ambiente no obedece a modas ni a legislaciones: es un compromiso que se tiene con la naturaleza. Por esta razón, la empresa ha implementado desde hace muchos años una auditoría anual, como parte indispensable de su gestión empresarial, para medir anualmente su balance de materias primas, embalajes, y energía que consumen, respecto a los residuos y emisiones que de ahí se generan.
 
Los resultados se sintetizan en un informe publicado bajo el nombre de “Transparencia”, accesible al público en general. “La esperanza consiste en que esta relación responsable con los recursos naturales se vuelva contagiosa” expresó en la editorial de la publicación de 2005, el doctor Manfred Kohlhase, Comisionado de Ecología del Grupo Weleda. Desde 1997, Weleda Schwäbisch Gmünd es certificada periódicamente por las Directivas Medioambientales Europeas de “Gestión Ecológica y Auditoria” EMAS, y también por la norma ISO 14001.
 
A través de este informe medioambiental, Weleda desea compartir su iniciativa con el fin de demostrar que sí es posible emprender acciones para un desarrollo sostenible, con la convicción de que éste es imprescindible para el planeta y las nuevas generaciones.